Open
Buscar
Senderismo en Ginebra

Tomar el aire en los parques de Ginebra

Tomar el aire en los parques de Ginebra

Punto de partida de este relajante y exótico paseo: el Palais des Nations

Duración: alrededor de 5 h

 

 

Parque Ariana

Date un paseo por el tranquilo Parque Ariana, justo al lado del Palais des Nations. Es el propietario, Gustave Revilliod, quien bautiza la finca "Ariana" en homenaje a su madre Ariane de la Rive. Construido a partir de 1877, el Museo Ariana te sorprenderá con su arquitectura neoclásica. La finca ha sido propiedad de la ciudad desde la muerte de Gustave Revilliod en 1890. En 1929, Ginebra cedió una gran parte del parque a la Liga de Naciones a cambio de los parques Moynier y de La Perle du Lac. Este acuerdo permitió que la Liga de las Naciones construyese su famoso Palais des Nations y que la ciudad tuviese una continuación de magníficos parques frente al mar.

Baja hacia el lago. A mano izquierda, está la entrada al Jardín Botánico.

Jardín Botánico

Date un paseo entre las 12.000 especies de plantas del increíble Jardín Botánico. El primer jardín botánico de Ginebra lo creó Augustin-Pyramus de Candolle en 1817 para expresar el espíritu naturalista ginebrino del siglo XVIII. Inicialmente, el Jardín Botánico estaba en el Parc des Bastions, pero en 1904 se trasladó a su ubicación actual, Chemin de l'Impératrice. El Conservatorio y el Jardín Botánico, maravillosos museos vivientes, ahora cubren una superficie total de 28 hectáreas. Con sus 6 millones de muestras, el herbario del jardín es uno de los más grandes del mundo. En 2017, la ciudad celebró el 200 aniversario del Conservatorio y del Jardín Botánico de Ginebra.

> Sal del Jardín Botánico por la entrada principal y camina hacia el lago.

Parque Mon Repos

Descubre una de las principales puertas de entrada a Ginebra, el majestuoso Parque Mon Repos. En el siglo XIX se construyó la Villa Mon Repos, entonces propiedad de la familia Plantamour. Los hermanos Plantamour la convirtieron en un verdadero lugar cultural que acogió, por ejemplo, a Andersen y Châteaubriand. El parque pasó a ser propiedad de la ciudad de Ginebra tras la muerte de Philippe Plantamour en 1898. De 1901 a 1939, la Villa Mon Repos albergó el Museo de Etnografía antes de transformarse en un centro experimental para la televisión de Ginebra, que emitió allí su primera señal televisiva en 1954.
view geneva perle du lac

Parque de la Perle du Lac

Relájate en el Parque de la Perle du Lac, un maravilloso entorno verde a orillas del agua. En 1825, François Bartholoni construyó la Villa Bartholoni de estilo florentino, hoy sede del Museo de Historia de las Ciencias. Luego, el banquero le vendió la propiedad a Hans Wilsdorf, el fundador de los relojes Rolex. Es su esposa quien llamó al parque «la Perle du Lac» (la Perla del Lago). En 1926, los herederos de la propiedad la vendieron a la Liga de Naciones, que también adquirió el parque Moynier. En 1929, la ciudad de Ginebra autorizó que la Liga de las Naciones construyese el Palacio de las Naciones en el Parque Ariana, a cambio de poder usar los Parques Moynier y la Perle du Lac.

Podrás admirar unas vistas impresionantes del lago de Ginebra y del Jet d'Eau desde el Parque del Observatorio. En el Bastión de Saint-Antoine, el observatorio construido en 1772 le da nombre al paseo. Dos siglos después, el observatorio estaba rodeado de las luces de la ciudad y se encontraba en una pésima ubicación para contemplar el cielo y las estrellas. Por lo tanto, en 1969, se destruyó después de que empezara a funcionar el nuevo observatorio de Ginebra en Versoix. Ahora, el Parque del Observatorio cuenta con una espléndida escultura de Henry Moore, que se ha convertido en el símbolo del paseo.

> Cruza el Puente del Mont-Blanc y camina junto al lago hasta llegar al Quartier des Eaux-Vives. Este paseo dura aproximadamente 1 hora andando.

> Si estás cansado, súbete al autobús 6 en la parada Métropole y bájate justo frente al Parque la Grange y su majestuoso portal.

 

Parque la Grange

Respira profundamente el aire fresco en el Parque la Grange. A finales del siglo XVIII la finca tomó el nombre de La Grange, cuando la familia propietaria Lullin construyó la villa y creó un jardín de estilo francés. Su sucesora, la familia Favre, transformó la casa y el parque y construyó la colosal entrada en el lado del Quai Gustave-Ador, la pérgola, el invernadero y luego la sublime biblioteca. En 1864, en el parque la Grange se celebró la prestigiosa gala de clausura de la Convención de Ginebra presidida por Henry Dunant. En 1917, William Favre legó la propiedad a la ciudad de Ginebra. En 1945, se creó la rosaleda más bella de la ciudad, que dio origen al Concurso Internacional de Rosas Nuevas en Ginebra.

> Vuelve a Place-de-Neuve en transporte público (autobús 2 y luego tranvía 12)

Entra en este parque tan legendario para los ginebrinos.

Parc des Bastions

Visita algunos de los monumentos más bellos de Ginebra en el Parc des Bastions. En 1817, fue en este inmenso espacio verde donde Augustin Pyramus de Candolle creó, por ejemplo, el primer Jardín Botánico de la ciudad. Ubicación de la Universidad de Ginebra desde 1872, desde 1917 el parque también ha sido el hogar de uno de los principales lugares históricos de la ciudad: el Muro de los Reformadores. Las cuatro grandes figuras de la Reforma, Jean Calvin, Guillaume Farel, Théodore de Bèze y John Knox, dominan actualmente el Parc des Bastions. Hoy en día, esta zona de relajación es el escenario de algunos de los eventos más populares de Ginebra, como la Course de l’Escalade, las fiestas escolares y la Fiesta Nacional.